• 27
  • feb
Author

Los 10 errores más comunes en la manipulación de alimentos

¿Alguna vez has escuchado que un conocido un amigo o un familiar tuvo una intoxicación? Muchas veces se culpa al alimento, pensando que estaba dañado o que la comida estaba en mal estado. Aunque estos factores pueden ser incidentes, la correcta manipulación de alimentos es otro factor sumamente importante, ya que, de no cumplir con los conceptos básicos de higiene, manipulación y tratamiento de alimentos, se pueden provocar infecciones toxicológicas.
Por tal motivo, pensamos que conocer los 10 errores mas comunes que suceden en una cocina ya sea usted profesional o ama de casa, será de gran interés, recordemos que la seguridad alimentaria está en nuestras manos.
1. No lavarse las manos
Uno de los principales factores en la correcta manipulación de alimentos es nuestra higiene, este es un factor clave relacionado con la contaminación de alimentos y el desarrollo de enfermedades, ya que, aunque no lo creamos podemos ser portadores de microrganismos que pueden llegar a nosotros cuando vamos al baño, manejamos residuos, utilizamos paños multiusos incluso al tocar alimentos de diferente origen. Estos posteriormente se propagarán y podrán causar daños a quien ingiera la comida.
2. Guardar en la nevera alimentos juntos y sin proteger de diferente origen.
Imaginemos que abrimos nuestra nevera y las verduras que te comerás en la tarde esta al lado de una carne cruda y además esta tiene sangre y ha tocado una parte de tus verduras. Esta situación representa un gran riesgo para tu salud ya que cada alimento tiene una flora y una carga microbiana diferente, por tal motivo es importante que todos tus alimentos estén totalmente protegidos y almacenados en los envases adecuados para cada uno. También es importante evitar el contacto entre alimentos crudos y cocinados porque esto puede generar contaminación cruzada

3. Descongelar los alimentos a temperatura ambiente
Muchos creen que al congelar los alimentos los microrganismos se destruyen, sin embargo, esto es un mito completamente falso, por el contrario, cuando congelamos y luego descongelamos a temperatura ambiente, favorecemos la propagación de microrganismos por tal motivo es recomendable descongelar en el refrigerador con anterioridad.

4. Uso inadecuado de utensilios
Muchos en casa tenemos una sola tabla y manejamos el mismo cuchillo para la manipulación de alimentos, esto puede ser una práctica muy riesgosa ya que, si cortamos una carne cruda y luego sobre esa misma tabla y con el mismo cuchillo cortamos algún alimento cocido, podemos generar una contaminación cruzada. Por eso es necesario que cada vez que vayamos a manipular alimentos de diferente tipo y origen, lavemos nuestros utensilios incluidas nuestras manos.
5. Preparar alimentos con anterioridad y dejarlos a temperatura ambiente
Muchas veces por el afán del día a día cocinamos nuestros alimentos con anterioridad para ya tener la comida lista, sin embargo, esta antelación debe ser lógica, es decir no prepararemos una ensalada tres días antes de ser consumida ya que los vegetales se pueden oxidar mucho más rápido, así mismo, la comida que realicemos con anterioridad debe quedar almacenada en envases que permitan su conservación además de no estar expuesta mucho tiempo a temperatura ambiente ya que esto puede contaminarla y producir multiplicación microbiana.
6. Cocinar de forma inadecuada los alimentos.
La temperatura alcanzada en la cocción de un alimento es determinante para la seguridad. Cuando las temperaturas alcanzadas en la cocción son insuficientes para lograr destruir los microorganismos potencialmente peligrosos, estos llegarán al plato. Por tal motivo, debemos lograr un cocinado completo a temperatura y tiempo suficiente.
7. Recalentar los alimentos más de una vez
Muchas veces hacemos comida en cantidad y decidimos guardarla y dejarla para el otro día, así que al otro día recalientas toda la comida y nuevamente te queda y vuelves a guardarla, para recalentarla otro día, esta práctica, aunque creamos que es inofensiva, puede traer grandes problemas, porque, además de generar una proliferación de bacterias cada vez que calentamos, dejamos enfriar y volvemos a calentar, también está en juego la frescura de los alimentos y la descomposición acelerada.

8. No lavar los alimentos antes de manipularlos
Aunque suene algo obvio, es realmente necesario que lavemos nuestros alimentos antes de manipularlos especialmente las frutas, las verduras e incluso los enlatados ya que son los más vulnerables a tener contacto con animales como (insectos y roedores) y estos en algunos casos pueden hacer sus necesidades fisiológicas sobre el producto aumentando aun más el riesgo de infección.
9. No verificar la fecha de vencimiento
Muchas veces en nuestras cocinas utilizamos enlatados o sobres como condimentos, es de vital importancia que revisemos su fecha de vencimiento ya que no todos los alimentos huelen mal, tienen mal sabor o aspecto, es decir que no siempre cuando hay vencimiento o deterioro este será perceptible a nuestros sentidos.