• 10
  • abr
Author

10 tips para manipular alimentos de forma segura

  1. Lavarse las manos: Para evitar contaminar los alimentos, hay que lavarse las manos con agua tibia y jabón durante al menos 20 segundos, antes y después de manipular alimentos. Lávate las manos varias veces al día.
  2. Lavar frutas y verduras: Lava las frutas y verduras bajo agua corriente potable fría, ya sea antes de comerlas o de cocinarlas. También utiliza un cepillo de vegetales para los productos que tienen una piel firme, como las zanahorias, papas o rábanos.
  3. Manipulación de la carne: Corta y prepara la carne cruda, de cualquier tipo, en una tabla de picar diferente de la que utilizas para cortar verduras, frutas y otros alimentos. Nunca dejes carnes crudas por más de dos horas fuera del refrigerador.
  4. Evita la contaminación cruzada: La contaminación cruzada ocurre cuando las bacterias nocivas se transfieren de un alimento a otro alimento a través de un elemento o superficie contaminada. Por ejemplo, cuando los jugos de la carne cruda, aves, mariscos o huevos entran en contacto con alimentos listos para el consumo, como el pan o las verduras. Ocurre lo mismo cuando utilizas el mismo utensilio para manipular alimentos crudos y preparados.
  5. Cocción de los alimentos: Recuerda siempre al cocinar carnes, aves y mariscos, que deben llegar a una temperatura interna segura para evitar las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA).
  6. Limpieza de las superficies: Una limpieza adecuada de las superficies de la cocina te ayudará a eliminar las bacterias y reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos.
  7. Utiliza correctamente los elementos de bioseguridad: Si utilizas guantes, ten precaución de evitar el contacto de los mismos con alimentos crudos y preparados, podrías generar contaminación cruzada, debes cambiar de guantes. Nunca manipules dinero y alimentos con un mismo guante.
  8. Refrigeración de alimentos: Los alimentos que requieren refrigeración (carnes de cualquier tipo, lácteos, etc.) nunca deben permanecer por fuera del refrigerador por más de una hora. Evita los cambios constantes de temperatura en un alimento refrigerado.
  9. Descongelamiento de alimentos: los alimentos congelados deben descongelarse en la nevera, o en un horno microondas. Porciones pequeñas pueden pasar del congelador a la cocción. No descongeles los alimentos a temperatura ambiente. Nunca vuelvas a congelar un alimento que ya ha sido descongelado.
  10. Prepara los alimentos con amor: tus comensales lo notarán!