Clay S.A.

Bioseguridad en Odontología - Clay SA

Bioseguridad en Odontología

Bioseguridad en Odontología

En Colombia los encargados de proporcionar atención odontológica y sus pacientes, permanecen expuestos a una gran cantidad de microorganismos por su trabajo y la interacción entre sí. Es usual que se genere un contacto directo o indirecto con el instrumental, los equipamientos de odontología, aerosoles y algodones, insumos médicos y las zonas contaminadas, en especial por los fluidos corporales.

Es necesario mencionar que los odontólogos, higienistas y auxiliares son considerados igualmente un vehículo portador de microorganismos en sus manos y cuerpo, por lo cual el contacto físico entre profesionales y pacientes en consulta debe realizarse tomando las medidas y protocolos de protección necesarios para evitar infecciones y enfermedades.

La atención en consultas odontológicas tuvo un cambio enorme en los últimos años. Esto se debe principalmente a las nuevas patologías y microrganismos, la presencia de tecnologías moderna para procedimientos, la importancia en la calidad servicios de salud bucal y otros factores relacionados a los servicios odontológicos han ocasionado la necesidad de actualizar todos los procesos para controlar las infecciones y enfermedades en la práctica odontológica.

Los lineamientos de bioseguridad en odontología son métodos y normas básicas de conducta que debe cumplirse por parte del personal de odontología (profesionales y auxiliares) en el desempeño de sus actividades en consulta, una vez que se confronta a peligros para su salud y la de los pacientes en general. Estos lineamientos se aplican también, en otros procesos como: cuidados del personal asistencial, manipulación del instrumental y material, condiciones del ambiente odontológico, uso de elementos de protección personal, manejo de residuos contaminados y los protocolos básicos ante incidentes de exposición a sangre y salpicadura de fluidos corporales.

¿Qué condiciones debe tener un consultorio odontológico?

Los consultorios odontológicos son ambientes prestos para el contagio de infecciones y enfermedades, lo que hace que existan protocolos y medidas de bioseguridad para contrarrestar estas situaciones de potencial riesgo. La implementación de los lineamientos de bioseguridad resulta fundamental porque en el entorno laboral de los trabajadores de los servicios de odontología es un espacio expuesto constantemente.

La contaminación se produce de virus y bacterias presentes en la saliva, la sangre y las secreciones respiratorias, y esto puede estar en la boca de un paciente o en las manos del dentista y sus auxiliares odontológicos.

En odontología existe una proximidad entre los profesionales y pacientes que es ineludible para la práctica de procedimientos odontológicos, que posiblemente puede implicar peligros para la bioseguridad de ambos.

Esto decir, que en la práctica odontológica los lineamientos deben enfocarse primordialmente en salvaguardar la salud de los trabajadores y pacientes, siguiendo los métodos correctos y evitando tener contacto con cualquier sustancia que logre servir como medio para virus, hongos o bacterias sin una adecuada protección.

Lineamientos de bioseguridad y odontología: Todo lo que debes saber

Estas normativas de bioseguridad en odontología también consideran estrategias de inmunización para el personal de salud, con el propósito de asegurar su integridad física en el desarrollo de su trabajo. Es fundamental mantener el control en referencia a la inmunización, y si se necesita repetir las dosis cada cierto tiempo para minimizar los riesgos.

La bioseguridad en odontología es de gran importancia desde hace bastante tiempo para mantener la integridad del personal de salud y los pacientes, pero en el marco de la pandemia y otras enfermedades se ha convertido en un tema de mayor en los servicios de salud para evitar la propagación de enfermedades.

La normativa colombiana establece en la Resolución 2003 del 2014, que todos los establecimientos prestadores de servicios odontológicos deben cumplir de manera obligatoria con ciertos requisitos y condiciones básicas para prestar sus servicios a la población. Además, de un protocolo de manejo de profesionales y pacientes es necesario que tengan una capacidad administrativa, tecnológica y financiera adecuada para proporcionar una buena atención a los pacientes.

Conoce las normas de Bioseguridad en Odontología:

La bioseguridad en odontología son protocolos de cumplimiento obligatorio para los dentistas, higienistas y asistentes, especialmente en procedimientos odontológicos para asegurar la salud de todos en el proceso.

Los lineamientos de bioseguridad son sumamente importantes, igual que los procedimientos y normas de la profesión. Los protocolos de bioseguridad favorecen a la mitigación de los peligros biológicos a los que continuamente están expuestos los profesionales de la salud y pacientes.

Limpieza y desinfección general del instrumental:

La limpieza de las herramientas, insumos e instrumental es clave para eliminar la posibilidad de contaminación cruzada entre pacientes.

Tener una desinfección periódica de estos elementos ayuda a minimizar la contaminación por cualquier clase de patógeno, bacteria o virus presente en el entorno.

Uso de los EPP o Elementos de Protección Personal:

La protección personal para odontólogos son elementos elaborados específicamente para a los profesionales y auxiliares de la odontología, con el objetivo de protegerlos del contacto directo con microorganismos infecciosos causantes de enfermedades.

Esta clase de elementos son de uso obligatorio e indispensables en cualquier procedimiento para proteger la salud de quien los usa y los pacientes. Entre los elementos de protección más comunes se encuentran:

  • Guantes desechables
  • Gafas de seguridad
  • Caretas o pantallas faciales
  • Tapabocas descartable
  • Calzado cerrado
  • Gorros o malla para el cabello
  • Batas

Estos elementos mencionados están diseñados para salvaguardan total o parcialmente el cuerpo, evitando que los odontólogos y colaboradores estén en contacto con diferentes tipos de microrganismos infecciosos. Ya sea por contacto directo, a través de insumos no esterilizados o por medio de aerosoles.

Higienización de las manos

El uso de guantes no exime de la limpieza y desinfección de las manos. Es necesario cumplir con el protocolo de lavado de manos antes y después de cualquier contacto con un paciente. También es fundamental la limpieza de las manos previamente y luego de utilizar guantes, dado que pueden ser un foco de contaminación.

Es importante lavar las manos inmediatamente en caso de un incidente en el cual las manos tengan un contacto estrecho con posibles agentes infecciosos sin guantes de protección.

La limpieza de manos no debe llevarse a cabo en el mismo espacio que los insumos y herramientas de odontología. En el proceso de lavado y desinfección es necesario quitar anillos, reloj, pulseras y cualquier otro accesorio. Y se deben conservar las uñas cortas para no romper los guantes.

Abrir Chat
Hola 👋🏻
¿En qué podemos ayudarle?